El Secreto de la Pyrámide PASO XI – Esfinge …Y PASO V – La Magia Del Combate

El Secreto de la Pyrámide
PASO XI – Esfinge
…Y PASO V – La Magia Del Combate

Volver al Salón y recoger los Anillos obligaba Decisiones, como muy habitualmente sucede al retornar de un Estado de Conciencia amplificado a un Estado de Conciencia habitual.
¿Había sido una Casualidad negativa la ruidosa irrupción que se transformó en interrupción?
¿Ya estaba Concluido lo que en Ese Lugar podíamos hacer?
¿Podremos, el Resto de Nuestras Vidas, Respondernos a Nosotros Mismos que hemos Aprovechado La Oportunidad… Oportunidad que muy pocos logran tener En La Vida ?
La Decisión que, en Todo Viaje –y muy especialmente en Viajes a Lugares Desconocidos- en algún Momento debe Tomarse: ¿Ya se ha llegado Adonde se quería llegar?

Era tan clara la sensación de lo Verdaderamente Magnífico que resultaba Eso que El Entramado nos había regalado reservándonos el Estar a solas con y en la Pyrámide, como la de cierta desazón porque El Viaje que durante ese Contacto Íntimo, Exclusivo e Inédito… no había llegado a La Respuesta-Talismán-Adonde debía Llegar.
¿Por qué entonces esa irrupción?
Sabiendo positiva y comprobadamente que un sólo segundo en Estados tales de Conciencia, puede equivaler a varias horas de Conciencia común …el mismo Entramado que había diagramado tal Perfección de Encuentro A Solas ¿…no podía retrasar unos pocos segundos la entrada de los ruidosos, para así llegar al Destino En El Viaje emprendido?
¿O en realidad, debíamos aceptar que Ese Viaje en Circunstancias tan Privilegiadas en Ese Lugar tan Único en Esa Fecha tan Poderosa, era hasta Eso hasta donde debía y podía Llegar?
Entonces: ¿…Eso era Todo?
Es decir: ¿…“Ya es suficiente”?

Fue como si todo lo movilizado en El Viaje, se condensara en un solo Instante y Lugar del Espacio creando un Rayo que de pronto iluminaba a pleno la, hasta ese momento, semi-penumbra.
Y todo Rayo, es una Invitación al Trueno… es decir a Eso que hay que Escuchar.
La misma Perfección que pudo Crear En Este Viaje un Encuentro a solas con La Pyrámide en medio de miles de turistas… era entonces la que se continuaba en Este Nuevo Encuentro.
Un Encuentro que nos ponía a solas ante lo que habíamos Develado… en todo el Tiempo anterior: precisa y perfectamente se presentaba desde “por lo menos” varios meses atrás esa misma escena comandada por esa misma frase que pretende que “ya es suficiente”. Bajo las más diversas formas, pero siempre con ese mismo e inaceptable mensaje, que volvíamos a Escuchar retumbando ahora en nuestras mentes.

Trátese de la Edición de nuestra Bibliografía, de la preparación de nuestros Cursos y Seminarios en el Exterior del País, de dar a conocer nuestros Resultados a través de medios artísticos y de divulgación masivos a los que ninguna Enseñanza Iniciática había logrado antes acceder… continuamente, “eso” mismo se presentaba: motivos “familiares” con “chicos” como protagonistas que se aducían pretendiendo que “ya era suficiente”, que hasta ahí podíamos llegar.
Es decir… estábamos ante La Esfinge.
Esa Esfinge que continuaría presentándose hasta el fin de los días si no la atravesábamos.
En cada una de esas situaciones, el desafío había sido aceptar entrar a mundos empresariales intimidatoriamente grandes para Aplicar ahí El Método, logrando así alcanzar lo que sólo Con Magia puede Alcanzarse y así mostrarle a La Humanidad La Eficacia del Método Iniciático… y que La Magia no es una quimera.
Pero cada vez que en cada una de esas Empresas -como en todo Viaje de Verdadera Magia es imprescindible que suceda- se presentaban obstáculos desafiantes… teníamos que vérnoslas con los lamentos “de chicos” de quienes pretendían que “ya es suficiente”, impregnados de la infantil fantasía de que La Magia les tendría que evitar vérselas con obstáculos, ignorando que El Mago se constituye como tal por no ceder ante los obstáculos que vencen a todos los demás… empezando por el que “uno mismo” era antes de emprender El Viaje.
La Mitológica Esfinge que custodia la Puerta De Entrada de la Pyrámide… estaba ahora dentro de La Gran Cámara Real, custodiando La Puerta De Entrada que gracias a La Pyrámide habíamos alcanzado en Nuestro Viaje Interior.
Los “chicos” que con sus gritos trataban de que ya fuera suficiente lo que habíamos alcanzado, se presentaban ahora.
Estábamos ante La Esfinge…

La Pregunta central de nuestra Formulación acerca de Qué Encontraron y a Qué Entraron Quienes luego de Su Experiencia en Las Pyrámides, Entraron a Lo Más Potente y Poderoso de Sus Vidas… comenzaba a responderse:
Encontraron La Esfinge Exacta y La Exacta Posibilidad Realizar Su Combate, de una vez y para siempre, Gracias al cual ir Más Allá… todo junto, condensado y Amplificado en Grado tal, que impulsara Llegar luego a Niveles de Elevación y realización Inéditos.

 

X
1998-2017 E.D.I.P.O. Todos los derechos reservados.
Ética Iniciática | Términos y Condiciones | Director: José Luis Parise | Validación Profesional | Validación Fiscal Internacional