El Secreto de la Pyrámide Paso III – El Peligro De La Forma

El Secreto de la Pyrámide
Paso III – El Peligro De La Forma

Pero mucho antes que Todo Eso, esa misma Enseñanza advierte que “Las Puertas son El Lugar de La Esfinges”… tal como en Esa Puerta, La Vieja Aliada disfrazada de Enemiga, no faltó a La Cita… Con Su único y milenario mensaje que atraviesa La Tiniebla de Los Tiempos: “No puedes” “… ingresar con cámaras de Video”.

Alguien que tiene intenciones de Ingresar adonde sea, pero Desde El Método que La Enseñanza Enseña para Hacer Magia, jamás se permitiría querer cambiar al Otro… Así como jamás se permitiría hacer negociable el Dirigirse Adonde Dijo que irá…. Pues gracias a ese mismo Método sabe que lo que sí podrá –y deberá- Negociar es la Forma, el Cómo llegar a Eso Adonde no cesará de Dirigirse hasta Alcanzarlo.

Cambiar la Forma -el Cómo- de Registrar y Transmitir Lo que podría suceder en La Gran Pyrámide, en lugar de pretender cambiar Sus Reglas… es respetar entonces tanto a La Enseñanza, como a La Pyrámide.
Lo comprometido fue llevar La Ofrenda de las “Semillas De Energía” …Y lo no negociable jamás puede ser arriesgado por lo que sí es negociable.
Y de hecho… fue tan Sólo Ingresar, para Desde El Inicio mismo, comprobar que esa Inflexibilidad en el “Qué” es tan Sabia e Imprescindible como esa Flexibilidad en el “Cómo”…
…Pues Ahí dentro, todo supera al más informado de los intentos de imaginar Cómo sería Eso que va a Vivirse… y –si se lo hace posible- Develarse.

Basta levantar la vista para Sorprenderse con lo Inesperadamente idéntico a “eso” que, tal vez, podría suponerse como lo más Diferente: las Paredes extremadamente altas, que se encuentran formando una Cúpula abovedada son casi imposibles de Diferenciar de las paredes y techos que forman el interior de …Una Catedral.
Que las iglesias de todos los tiempos y de todo el mundo, que tanto trataron de ocultar los pasos de La Verdadera Iniciación de Cristo, reproduzcan el interior de Este Lugar Clave en Aquella Verdadera Iniciación, aparece de inmediato como la más primaria, básica y evidente confirmación no sólo de tal Iniciación, sino de que Eso será lo más Velado o lo más Develado dependiendo únicamente de Desde Donde se Ingresa a Eso.
Paredes y techos que se pierden hacia arriba y hacia adentro, invitando a Seguirlas como única alternativa, pues es imposible suponer Adónde Dirigen.
Adelante, Adentro y Arriba… perfecta Conjunción que refleja en lo externo el Viaje Interior que se está realizando.

Y como parte de esa misma Simetría, de pronto una rampa ascendente de prácticamente 45° dentro de un túnel, obliga a cambiar drásticamente la posición.
Y en cuanto el ascenso Se Inicia, en el cada vez más cercano techo… comienzan a vislumbrase, por todos lados y estratégicamente colocadas… cámaras y más cámaras… pero no sólo “cámaras faraónicas y funerarias”… sino cámaras de video… que más que disuadirnos de intentarlo… eran el Recordatorio permanente de Eso que, innegociablemente, habíamos ido a Hacer.
No sabíamos qué sucedería en cuanto esas cámaras comenzaran a registrar que Alguien, ahí dentro, se atreve a Hacer… Eso que, precisa e históricamente, es Parte Central de lo que Ahí se hace Desde Los Milenios: Ofrendar.
Pero sí sabíamos, Positiva y Sencillamente, que “Debe Hacerse lo que Debe Hacerse”.
Y mucho más aún: sabíamos que si La Pyrámide decide Aceptar La Ofrenda… nada puede impedir Eso.

¿…Una Pyrámide decidiendo?
Fue altamente Sorprendente la naturalidad con la que -de pronto, y por Desde Donde estábamos- nos encontrábamos pensando en La Pyrámide como Un Alguien, y no como un Algo.
Sintiendo una Armonía Creciente, de pronto “eso” que no era más que un sentimiento, comenzó a tomar forma Conmensurable: La Pyrámide… nos iba “descubriendo” lugares y recovecos “Ocultos” en las pequeñas cámaras laterales… Adonde las “cámaras” parecían no llegar.
Pura Aplicación de Enseñanza: Lo Similar curando a lo Similar; las “cámaras” laterales develadas como el Adonde Oculto con el que Alcanzar “Eso” que las “cámaras” de video amenazaban impedir Realizar.

La “Catedral”, de pronto, dio Paso a un hueco tan estrecho, que –como en todo Lugar Iniciático vimos que sucede- sólo admitía ser Recorrido De Uno En uno.
Si como Enseña La Enseñanza, las Pyrámides marcaron El Camino de Ingreso a La Vida en ese Macrocosmos llamado Ciclo Planetario… ese mismo Camino, ahora se hacía Presente en El Microcosmos de Los Pasos que había que dar para Llegar a Los Lugares con más Vida de la Pyrámide: Luego de Atravesar un “Salón Celestial”, ahora La Pyrámide obligaba a tomar una posición tan apretada, que sólo podía compararse con la posición fetal, conjuntamente a lo cual… se hacía necesario gatear.
Y si tal Conjunción entre Micro y Macro Cosmos estaban siendo bien interpretadas, Eso significaría entonces que estábamos ingresando a un Nacimiento.
Por lo pronto -y para nuestra sorpresa- Eso que apenas unos instantes atrás no sabíamos siquiera si lograríamos… de pronto, Por Sí Mismo, empezó a suceder:
Las “Semillas De Energía” comenzaron a –literalmente- caerse solas de nuestros bolsillos, decidiendo así Sembrar La Pyrámide y buscando Cada Una Su Propio Lugar; Ese Lugar que El Entramado les había destinado… tal vez desde hace Milenios.

X
1998-2017 E.D.I.P.O. Todos los derechos reservados.
Ética Iniciática | Términos y Condiciones | Director: José Luis Parise | Validación Profesional | Validación Fiscal Internacional