El Secreto de la Pyrámide Paso II – El Orden De La Palabra

El Secreto de la Pyrámide
Paso II – El Orden De La Palabra

 

¿Cuántas Personas tienen el Privilegio de Entrar Dos Veces a Las Pyrámides en Diez Días?
Por lo menos de todas las que conocemos, y de todas las que El Entramado puso con nosotros En Este Viaje… ninguna más. Para “todos por igual”, “La Visita” parece ser sólo un paseo más del tan interminable como tedioso y vacío rosario de visitas a Templos y más Templos, Tumbas y más Tumbas que luego de “visitadas” reducen su recuerdo a unos pocos –o muchos, “eso” no hace Diferencia- datos culturales que en nada variarán las vidas de quienes “pasaron” por Ahí.
Y si después de tomar contacto con Uno de Los Lugares Claves de La Historia De La Humanidad, todo sigue igual en la vida ¿…se tomó Contacto con “Eso”?.

Nada que haya tomado Contacto con las Pyrámides, después fue igual.
Pitágoras, Platón, Alejandro Magno, Napoleón, o el Propio Cristo… todos Aquellos de los que hay Testimonio de haber Contactado –en los Tiempos y Épocas más Diferentes- con las Pyrámides… luego, rigurosa e inexorablemente Iniciaron Lo Más Espléndido, Decisivo, Determinante y Desafiante de Sus Vidas.
La Pregunta se impone sola: ¿Con Qué Contactaron? ¿A Qué Entraron cuando Entraron a las Pyrámides, que luego de Eso, Entraron a Lo Más Potente y Poderoso de Sus Vidas?
Esa era la Formulación en Palabras que Ordenaba nuestra búsqueda… al menos, en ese Momento.

Sin embargo… miles Personas “pasan” por día por Ahí –y como pudimos comprobarlo en nuestros ocasionales “Compañeros De Viaje”… tanto Acá, como en Otros Lugares con esa misma Tradición comprobada de Posibilidad de Arranque Bifásico en la Vida, como Machu Picchu, Chichen Itzá, Titikaka, La Selva y otro Selectos y Privilegiados Sitios Iniciáticos del Planeta- … nada Pasa. Todo sigue repetida y aburridamente igual.
Evidentemente, no depende entonces de Esos Lugares.

Si para Algunos Eso significa Revolución Interior y para otros significa más de lo mismo… Evidentemente, El Lugar no es el mismo para Cada Uno.
Como si El Lugar Físico y visible para Todos, fuera un Espejo de Otro Lugar no tan Físico, mucho menos Visible… pero mucho más Determinante y Poderoso aún que lo Muy Poderoso que de por sí puede ser Un Lugar como Éste.
Según Ese Lugar mucho más Sutil, será El Lugar que en Lo Denso se encontrará.

Por Eso, tal como La Enseñanza Enseña, preferimos Primero mejorar Todo lo que hubiera que Mejorar de Nuestro “Lugar Sutil”, antes de tener el Privilegio de Visitar por segunda vez Las Pyrámides… y de Entrar a La Gran Pyrámide.
Esa… de la que tan soberbia como ciega e ignorantemente, los “guías” advierten y repiten que “no vale la pena, porque la cobran carísimo y no hay nada para ver”.

 

X
1998-2017 E.D.I.P.O. Todos los derechos reservados.
Ética Iniciática | Términos y Condiciones | Director: José Luis Parise | Validación Profesional | Validación Fiscal Internacional