La Lógica del Azar: Las Formaciones de la Psykhé: La Lógica del Azar

Desde 1957, y durante varios años, a través de Seminarios como Las Formaciones Del Inconsciente[13], y “El Deseo y Su Interpretación, y de Escritos comoSubversión del Sujeto y dialéctica del deseo en el inconsciente freudiano[14], Lacan desarrolla su Enseñanza situando Las Formaciones Del Inconscientedesplegadas en el Grafo que aquí reproducimos en el Esquema 1.

Si bien en este Trabajo no podemos detenernos en su explicación y sus determinantes desarrollos – para los cuales remitimos y recomendamos cualquiera y cada uno de los Textos recién mencionados – se hace imprescindible al menos situar la Lectura más Integral que tal Grafo habilita, la que de ningún modo se agota en su direccionalidad lineal, sino que obliga a considerar el Movimiento Moebiano que involucra al Inconsciente, y que aquí aportamos en el .Esquema 2

Sin tal superficie y direccionalidad Moebianas, cualquier lectura de lo Psíquico no sobrepasa en realidad a lo Topológico – descriptivo, sin llegar a desentrañar la Dinámica de lo Inconsciente ni los verdaderos despliegues que alcanza su Economía.

Y si tales desarrollos Dinámicos y Económicos no pueden ser vislumbrados respecto de Las Formaciones Del Inconsciente cuando aún – como en el Lacan de 1957 – se reduce lo Psíquico a lo Fantasmático … mucho más aún, precisaremos entonces de tal Lectura Moebiana para abarcar el Despliegue de Las Formaciones De La Psykhé.

Entonces el desarrollo que, de acuerdo a la Integración Interdisciplinaria, se ubica como el más abarcativo, debe comprender rigurosa e irreductiblemente a lo Psíquico, lo Energético y lo Físico en sus vertientes Topológica, Económica y Dinámica.

Tal Integración, es la abarcada en el .Esquema 3

Y vale mencionar que Lacan, a lo largo de su Enseñanza, hizo continuamente de sus Grafos un lugar de desarrollo que jamás pretendió presentar como un “modelo terminado”, y que hasta invitó a que “otros” retomen y continúen; exactamente Eso es lo que aquí estamos haciendo, constituyendo así el que tal vez es el primer Aporte al Grafo en cuestión, desde la muerte de Lacan.

 

Situaremos entonces lo que constituye, en sí mismo, un Aporte. Que permite, sobre el mismo Grafo – lo que da muestra de la eficacia de la Articulación lacaniana – en el que Lacan situó Las Formaciones Del Inconsciente, desplegar Las Formaciones de La Psykhé. Y aportaremos también, además de la lectura lineal, la Lectura Moebiana Interdisciplinaria, que permite abarcar el Alcance de Lo Psíquico en dimensiones tales como en el presente Trabajo lo estamos exponiendo.

Y por supuesto, nos sumamos de modo explícito y entusiasta a la invitación de Lacan de que otros sumen, a su vez, sus Aportes.

 

Comenzando por el sentido de lectura lineal, encontramos el modelo clásico de alguien que, suponiendo que se dirige a Sí Mismo como Sujeto (S) trata de alcanzar Ideales (I) que supone suyos, y que simplemente le son deseables porque le vienen del Otro (A) que ha quedado como Inconsciente:  I(A).

Tal recorrido, se encamina a lograr en lo Físico (F) “eso” que le es dictado desde lo Psíquico (P) como aquello que lo conduce al Ideal del Otro – “Ideal del Yo” – que lo instauró como tal I(A).

Y para lograr en Lo Físico (F) el Ideal del Otro I(A) al que lo conduce su Psiquismo, acude a los atributos y armas del Yo que el Otro le brinda y le dicta como válidos: Inteligencia, Voluntad, Buenas Intenciones, etc. (eje m(i)a, que en notación lacaniana designa el cuerpo “moi” dirigido hacia la imagen del objeto “(i)a” del Otro que funciona como “Yo Ideal”).

Tal circuito, es en tal medida “corto-circuito” que su conciencia y alcance se agota en el piso de abajo del Grafo, sin llegar a sospechar siquiera que la mayor parte de su Energía, se dirigirá hacia el Entramado Oculto (E Oc) que Invocativamente le hará encontrar, por vía de la Casualidad, justo “eso” que, proviniendo de su Psiquismo, le permanece Inconsciente; entonces, el mayor caudal de su Energía Invocativa es usado al servicio de encontrar lo que dicta su fantasma.

Y el corto-circuito se cierra, pues cuando se encuentra con “eso” que el Polo Psíquico Invocó desde lo Inconsciente, jamás llega siquiera a sospechar que tal encuentro es justo el que sus Términos Significantes anticipaban e Invocaban.

 

… Entonces, si por la vía que fuera, Algo le posibilita Escuchar tales Términos Significantes (ste – inv – eso) – el Tao – , el circuito se agranda, pues de inmediato se habilita, pero moebianamente, al Segundo Piso del Grafo. Y estamos en el .Esquema 4

… Y si tal Acceso es efectuado desde un Enfoque Integral, descubrirá el infinito alcance Invocativo que desde su Psykhé se establece sobre el Mundo Energético y Físico:

Quien desde una Integración Interdisciplinaria, como el presente Trabajo la sitúa, advierte que “eso” con lo que casualmente (cas) “se encontró” en lo Físico (F), estaba contenido en los dichos que provenían desde su Psiquismo (P) … está descubriendo el poder Invocativo de su Psykhé.

Y si “eso” en él, tuvo la capacidad de polarizar Invocativamente el Universo circundante, de modo tal de que lo que fue atraído y producido por el Azar, es casualmente(cas) lo que la Psykhé determinó … entonces significa que lo mismo, puede ser usado para Invocar (Ste – Inv – Eso) del Universo Eso que el Sujeto constituya como Su deseo, y no solamente estar condenado a atraer Invocativamente “eso” que en su relación al Otro se ubicó como contenido Psíquico fantasmático.

Tal Descubrimiento, es exactamente homologable al primer Paso de toda Iniciación (Iniciación), donde Alguien comienza a ver el Universo de modo no sólo Entramado, sino Invocable.

Vale advertir que – tal como el Grafo original de Lacan lo sitúa en el doble sentido de circulación de la flecha ahora signada como “Iniciación– exactamente el mismo efecto “Iniciático” se obtiene si el circuito, para alguien, se establece en direccionalidad invertida a la que recién describimos:  si en lugar de que a través de la Escucha detecta que “eso” que sus dichos dijeron en forma significante es lo que se encontró en lo Físico, ocurriera que es la casualidad (cas) encontrada la que lo reenvía a sus dichos significantes; es decir, si es la casualidad la que lo envía a descubrir que desde la Psykhé fue invocado “eso”.

Dicho de otro modo:  la doble flecha indica que la Apertura (Iniciación) hacia el poder Invocativo de La Psykhé, se realiza al descubrir a lo Psíquico como causa que regula sobre el Azar, y al encuentro Casual como efecto de ese Psiquismo, sin importar que tal Descubrimiento se produzca a partir de develar contenidos Psíquicos que luego se encuentran Casualmente en lo Físico, o a partir de encuentros en lo Físico que se develan Casualmente coincidentes con los contenidos Psíquicos.

 

Ahora bien, llegado – por cualquiera de las dos direcciones posibles – al paso en el cual la casualidad (cas) es develada como producida por la invocación (inv) Psíquica(P) sobre lo Físico (F), tal como habíamos situado, se ha llegado entonces al Umbral en el cual el Sujeto descubre que tal poder Invocativo, puede también ser utilizado para alcanzar Su Propio deseo.

Sólo depende de Utilizar construcciones Significantes que en forma exacta se incluyan en las frases con las que nombra Eso que quiere alcanzar, para que todo su Universo Psíquico-Energético-Físico se polarice hacia Eso.

… Es decir, que no sólo se trata de aprender a atender a las casualidades como canal que conecta con el poder Invocativo; se trata – en un nivel infinitamente más abarcativo – de aprender a Producir las Casualidades que conducirán hacia la realización del deseo.

En Eso radica el verdadero alcance de Las Formaciones De La Psykhé; y exactamente Eso es lo que se demuestra de acuerdo a nuestra Experiencia en abundante casuítica registrada comprobablemente a través de grabaciones, videos y/o testimonios de testigos.

 

De hecho, es respecto de la potencialidad concreta de Producir Casualidades de acuerdo a la formulación del deseo, donde se ubica en su máximo esplendor el uso por parte del Sujeto del Poder Invocativo de La Psyqué.

Y tal esclarecimiento, permite dar un paso más, de enorme importancia, tanto por las develaciones históricas que posibilita, como por los Usos actuales que habilita:

Es precisamente en tal Producción Psíquica de Casualidades (Cas) por parte del Sujeto – o de casualidades (cas) si es tomado como objeto del fantasma – en lo que consiste el sustento de uno de las Rituales que con más nitidez y constancia se halla en toda Cultura que, en la historia de la Humanidad, dejó rastros de haberse conectado con Eso que en todas las Escuelas de Esoterismo o de Tradición Hermética, se nombra como Religión Original (Religión), y que es la Práctica Oracular(Ora).

Trátese de arrojar las varillas de cincuenta Tallos de milenrama – I Ching – , o de hacer un corte en un mazo de Cartas – Tarot – , o de apreciar la distribución que toman unas Piedras arrojadas – Runas – , o cualquiera de las innumerables formas que tome:  toda Consulta Oracular (Ora) es una Consulta a qué está Invocando (Inv) la Casualidad (eso o Eso, según sea el caso).

Si la Casualidad está provocada por la Invocación – o las correspondientes minúsculas, si “eso” está al servicio del fantasma e Invoca el deseo del Otro – entonces, leer la Casualidad (Cas o cas) tiene el exacto y riguroso valor de un Oráculo (Ora) que pone de manifiesto qué está siendo Invocado desde la Psykhé.

… Pero mucho más aún:  si La Casualidad tiene valor Oracular, de ningún modo Eso se agota en los Rituales Invocativos:  cada Casualidad será el vivo espejo en el que se refleje y se manifieste qué está siendo Invocado por la Psykhé, de acuerdo a la siguiente distributiva:

·        Si la Casualidad trae un Encuentro Armónico (Cas) con Eso que el Sujeto constituye como su deseo, el Oráculo (Ora) está indicando que es el Sujeto quien está dirigiendo lo que ocurre.

·        Si por el contrario, la casualidad trae un encuentro disarmónico (cas), que aleja o desvía de Eso que el Sujeto constituye como su deseo, “eso” es indicativo de que el fantasma está dirgiendo lo que ocurre.

 

Y en ambos casos, el Sujeto tiene ante sí mismo, continuamente, y en cada cuestión que emprende, contacto directo y personal con el Entramado Oculto (E Oc); lo cual, según vimos, es exactamente equivalente a tener contacto con Bramha hindú … es decir, el Sujeto se contacta con Dios.

Y se hace imperioso aclarar explícitamente que, tal Contacto Personal, disuelve por definición toda posibilidad de fantasmatizar a Dios. Unicamente puede caer en tal desvío quien toma el desvío de la religión (religión), donde se separa a dios del concepto de Entramado Oculto (E Oc) y se cae en la fantasmatización (eje S <> a d, que en notación lacaniana designa al deseo al servicio del fantasma) de personalizarlo como a Otro que designa, dirige, decide y condena los destinos de la humanidad que así está como su objeto y al servicio de su deseo.

Exactamente en forma invertida, en la Religión (Religión) de lo que se trata es de alguien Dirigiéndose a Sí Mismo a través de Apropiarse del Entramado Oculto (E Oc)mediante el Poder Invocativo de Su Psykhé.

X
1998-2016 E.D.I.P.O. Todos los derechos reservados.
Términos y Condiciones | Director: José Luis Parise | Validación Profesional