La Lógica del Azar: Invocación: Aplicación práctica de la paradoja de Einstein-Podolsky y Rosen

“En mi estudio de la física cuántica descubrí más tarde, en un experimento que se llevó a cabo en 1982 una pista (…).  En dicho experimento, descrito teóricamente por Albert Einstein, Boris Podolsky y Nathan Rosen en una época tan temprana como 1935, y después llevado a la realidad, con ligeras modificaciones, por un físico francés, Alain Aspect y su grupo de la Universidad de París en Orsay, en 1982, dos partículas eran separadas por una distancia de más de diez metros.  Pero medidas independientes sobre éstas indicaban que existía alguna forma de comunicación entre ellas, aunque no hubiera fuerza material alguna conectándolas.  (…)Estas sencillas partículas, aún estando separadas la una de la otra, permanecen en un único estado de conjunción.  (…) Existía cierta forma de conexión entre todos nosotros.”  [15] (El subrayado es nuestro).

Pero tal conexión, tal Transmisión de Información instantánea sin importar la distancia que separa los dos polos de tal comunicación… supone una velocidad tal que, la Física Relativista “prohibe”:  “Esta extraña situación requiere una acción a distancia o una comunicación más veloz que la luz; ninguna de las dos cosas es aceptable (…)  ¡nada viaja a mayor velocidad que la luz! [16]

 

Nuestra Casuística, avala plenamente con Casos Documentados y/o Registrados, tal Experiencia de que la Información, el Dato, el Saber o la Energía Invocados desde Lo Psíquico, se presenten para quien Invocó, por vía de La Casualidad.

Si, como demuestra La Física Cuántica, dos elementos que formaron parte de un mismo sistema, siguen transmitiéndose Información y afectándose mutuamente sin importar la distancia o el tiempo que los separen…  Sólo resta recordar que todo, absolutamente todo y todos los componentes del Universo, hemos formado parte de un mismo sistema:  el del estado que, finalmente, desembocó en el Big Bang.  Por lo tanto, la conexión con aquello del Universo que sea Invocado por Lo Psíquico, es, lógicamente, inevitable.

 

Numerosos hechos en nuestras Investigaciones comprueban una y otra vez tal afirmación.  Y por las, literalmente, Infinitas Posibilidades que Eso abre, es en este punto donde se hace imperiosa la máxima precisión:

Es a esta altura obvio, que a través de la Invocación Psíquica, se presentan como Realidad Fáctica todos y cada uno de los fenómenos que la Parapsicología denomina “Fenómenos Psi”:  Telepatía, Clarividencia, Viaje Astral, Precognición, y cada “Potencial Psíquico”.

… Sin embargo, nuestra Experimentación, Casuística e Investigación de casi Veinte Años, jamás ha logrado desarrollar con éxito Ejercicios de Telepatía, Clarividencia, etc.

Y vale mencionar que la aparente contradicción, es la misma que tuvo que enfrentar La Física Cuántica para resolver la Paradoja de Einstein, Podolsky y Rosen (“EPR”).

“La mecánica cuántica no acepta que haya una separación entre el observador y el objeto observado.  (…) Una vez conectados, los sistemas atómicos no se separan”.  [17]

O lo que es lo mismo, dicho de otro modo:

“¿Es esta situación (de EPR) tan paradójica?  ¿O la paradoja estriba en el hecho de que uno quiere localizar las propiedades de las partículas?  Si se piensa de este modo, hay que admitir, en efecto, que existe una “información” que pasa de una partícula a la otra, pero ¿cómo viaja la información, cómo hay causalidad siendo así que la acción es estrictamente instantánea?  Si en cambio se considera que nuestras dos partículas no existen en sí mismas sino que forman un sistema y que la información afecta al sistema por entero, la paradoja se desvanece en la idea de indivisibilidad o inseparabilidad del sistema, el cual permanece siempre presente por sí mismo”. [18]

 

Todo el inmenso Campo de los “Potenciales Psíquicos”, funciona exactamente del mismo modo y de acuerdo a ese mismo principio:

La Invocación, no es que funciona por relación entre dos polos, sino que afecta al Sistema que ambos polos comparten y del que ambos forman parte.

Así como dos hilos de agua por el sólo hecho de formar parte del mismo sistema – por ejemplo, un plano inclinado –, se encontrarán indefectiblemente en el mismo punto de destino sin que eso indique que se transmitieron la información entre sí consistente en decirse mutuamente adónde van a ir.  Exactamente del mismo modo,dos polos que formen parte de un mismo sistema – es decir, un Entramado Invocativo constituido por determinados Significantes que nombran los diferentes elementos de ese sistema – se encontrarán entre sí.

… Lo cual, traducido al “laboratorio” de lo cotidiano, significa exactamente, lo que aquí hemos desarrollado:  un polo – La Psykhé – encontrándose en el Universo, casualmente, con Eso que es armónico con sus contenidos.

Y mucho más Importante aún:  El Sujeto produciendo, de acuerdo a su deseo, cada Encuentro Casual a través del Entramado Universal con Eso que posibilite Su Formulación.

 

… Es decir, el Sujeto produciendo Su Encuentro con Eso que, en todas las culturas que participaron de la llamada Religión Original, se nombra “Dios”.

X
1998-2016 E.D.I.P.O. Todos los derechos reservados.
Términos y Condiciones | Director: José Luis Parise | Validación Profesional