Qué dice el ocultismo

Qué dice el ocultismo

José Luis Parise es el Director y Fundador de
La E.D.I.P.O. Enseñanza de Iniciación Psicoanálisis – Ocultismo.
A su vez, es Autor del Libro: “El Viaje (Iniciático) de E.D.I.P.O.”.
Marcela Cristina Luchetta
es Miembros Enseñante y Analista de Enseñanza en La Institución recién mencionada,
Lugar donde también Conducen los primeros Espacios de Iniciación en Lo Oculto.
Tanto La E.D.I.P.O. como El Libro: “El Viaje (Iniciático) de E.D.I.P.O.” han sido recientemente Premiados en la O.N.U. (Organización de la Naciones Unidas). 

-¿Qué es la Nueva Era?

 
– En un seminario que duró diez años y en el que investigábamos la verdadera historia de Cristo, a través del estudio de las Biblias de la Humanidad, encontré algo que para este tema es un dato capital.
No hay época de la humanidad en la que no se haya creído que se estaba a punto inminente de comenzar una nueva era.
En el Génesis estaba a punto de devenir la Tierra Prometida; en el Éxodo, lo que estaba a punto de devenir era el fin de las guerras y en la Edad Media estaba por volver Cristo, dando comienzo a una nueva era. Hoy con el nuevo milenio se espera lo mismo
Pareciera ser una idea inherente al ser humano, el suponer que hay una era que traerá liberación.
¿Qué nos dice esto? ¿Qué nos muestra la parte Oculta de la cuestión? Primero, que es un deseo, totalmente propio del hombre de que venga algo que resuelva los problemas. Que se inicie una Era en la que todo esté mejor, que traiga paz, armonía iluminación, mejor calidad de vida; de modo que no tengamos que hacer ningún trabajo por nosotros mismos.
Esto de entrada, pone signos de comilla a esta Nueva Era y nos permite verla desde un lugar distinto para entender que la que ahora es prometida a efectos de la Constelación de Acuario, antes era por un argumento y antes por otro. Las que eran esperadas como Nuevas Eras, a nivel humano y a nivel especie, nunca llegaron. Nunca hubo un cambio al que se le atribuya decir: se trató de una nueva era.
La Nueva Era empezó por ejemplo, cuando la humanidad dejó de buscar respuestas religiosas para buscarlas en las ciencias. Eso no ocurrió por un cambio en las constelaciones, sino porque descubrió el fracaso de las respuestas religiosas.
Así es posible que estemos a punto de iniciar una nueva Era, al menos si lo hablamos sociológicamente, porque la humanidad, que ya se había cansado de respuestas religiosas, ahora se está cansando de las científicas que le dicen que el Universo se reduce a lo que se puede ver, tocar, palpar y oír y lo que está por fuera es creencia, mística o delirio.
¿Qué respuestas estamos tratando de encontrar ahora? Las místicas, tal vez Lo Iniciático. A lo que no divide al mundo en categorías kantianas desconociendo lo que no pasa por allí.
Estaríamos en el inicio de una Nueva Era porque hubo un proceso, un recorrido, un viaje donde la gente realizó un trabajo a nivel ideativo buscando respuestas hasta hartarse, en la ciencia, para saber sencillamente cómo vivir un poco mejor.
Aproximadamente lleva dos mil años que la humanidad recorra todos los caminos posibles dentro de un campo. Es cierto que desde el orden astrológico, las eras ayudan; pero han habido períodos de seis mil años de oscuridad, a pesar de la Astrología.
De lo que se trata en estas cuestiones, es de comprender hasta dónde se espera que la Nueva Era comience o si es necesario crearla.
Pequeño problema, porque vemos a través de la historia, que cuando un nueva era estaba por empezar al mismo tiempo no se la conseguía, ya que las cuestiones oficiales y sus voceros quieren que todo quede como está para así seguir quejándose. Cuando alguien quiere hacer algo diferente lo culparemos de lo que sea: de brujo en la Edad Media, de lavador de cerebros en la actualidad y de psicótico en otra época.
Cualquiera que conozca mínimamente la Astrología seria, la Caldea, la de la Historia Iniciática de la Humanidad, sabe que los caldeos sostenían que aún con la mejor constelación, no se llega al objetivo si se permite el desvío.
De igual modo es a nivel de la humanidad. Existen constelaciones muy beneficiosas para lo místico, pero si el hombre supone que lo místico “le va a llegar” y no descubre que a lo místico “hay que llegar” a través de un camino, no accederá a la Nueva Era.
Esto reitera algo fundamental: es necesaria la propia decisión del cambio.
Lo que tiene la Nueva Era de cuestión tan pregnante y que lleva a su difusión, es la esperanza colectiva de que todo va a cambiar: el mito más arraigado en la historia de la humanidad: el mito de que “algo nos va a salvar”. En realidad la historia de la humanidad nos demuestra que nadie salvó a nadie; es más, hasta los grandes Iniciados transmitían un mensaje que decía: “Tu fe te salvó”, no “Yo te salvé”.
Cada uno en su vida tiene una clara posibilidad de empezar una nueva era ahora, en este minuto, para llegar a una Nueva Era. Pero, ¿cómo hacerlo?. Inicialmente, sabiendo que no se puede llegar a algo nuevo si no se deja algo de lo anterior. La famosa cuestión de que no se puede llenar la copa con el mejor vino del mundo, si primero no se la vacía, porque deformo lo que estoy poniendo.
Cuando alguien decide empezar este Camino tendrá que desafiar lo que es (que es no más que lo que le dijeron que sea, la programación de sus primeros años de vida, de cada encarnación).
Lo mejor y lo peor nos fue dado, y esto no es un mérito. Se encuentra una lógica en la vida universal cuando se entiende para qué vinimos. Se puede entender a la luz de lo que el Ocultismo Enseña: que vinimos para lograr alcanzar la “Existencia”; la que lograron los mesías, de lo contrario sólo permanecemos dentro de los límites de un círculo y no obtendremos otra cosa que muerte eterna.
Lo que los iniciados enseñaban era cómo alcanzar la Vida Eterna. Actual y lamentablemente la idea de Vida Eterna es que se alcanza al morir. Es la bastardeada más grande en que se transformó el mensaje de los Iniciados.
Si la Vida Eterna empieza después de morir, ¿para qué nos vinieron a Enseñar aquí?
Es que no es un concepto relacionado con el después de la muerte. Eterno quiere decir “sin límites” y cuando en la vida se empiezan a superar límites a los que se estaba sujeto, se adquiere una potencialidad que no se conocía, se acerca a la Vida sin límites, a la Vida Eterna.
Esto no depende de las constelaciones astrológicas o de que venga Cristo y nos hable; el que así lo entienda, desperdicia su Vida.
Así como ocurrió con Sidharta cuando decidió desafiar lo que era, para preguntarse cómo quería ser y llegó a Buda, esto hicieron todos los Iniciados.
Nueva Era, como todos los mensajes Ocultos tiene una trampa: Era es el participio de Ser, alguien que dejó un ser, alguien que ya no es. Allí para él hay una nueva era, porque rompe con el Círculo de Baba que indica qué se puede, qué no se debe, etc.
Si la filogenia sigue a la ontogenia, a nivel colectivo es lo mismo. La humanidad puede llegar a algo distinto, pero no a nivel masivo pues el trabajo es absolutamente individual; cada uno desocultando aquello que lo desvía de lo que dice querer y no consigue.
El Ocultismo nos enseña que las resistencias no deben enfrentarse en forma general. Al revés de lo que nos proponía la Revolución Marxista; que por otro lado no funcionó.
Los que nos enseñaron que había que lograr cambios a nivel generacional se aseguraron de que nada cambiara.
Se cambia para avanzar, no al revés.
Cómo se explica, si no, el fracaso de la hermosa esperanza de los 60, o que la doctrina cristiana -la más masiva y antigua- no haya a logrado sus objetivos (cada vez hay más pobres en el mundo), o que hasta los Beatles hayan tenido que reconocer que lo único que cambiaron es que sólo haya más flequilludos?
Finalmente podríamos decir que la Nueva Era quedará como una nueva ilusión, a menos que cada Uno decida hacerla realidad…
X
1998-2017 E.D.I.P.O. Todos los derechos reservados.
Ética Iniciática | Términos y Condiciones | Director: José Luis Parise | Validación Profesional | Validación Fiscal Internacional