CANTAR A LA VIDA

Carolina Göttert

 

El balcón del departamento en el que vivía con mis padres solía ser escenario de miles de travesuras que transcurrían sobre mi tan querida: Avenida de Los Incas.

 

Ese lugar tal vez haya sido el primer testigo del que años después denominaría: Mi Primer contacto con la Magia!

 

Fue en 2011 que con los únicos 100 pesos que tenía en el bolsillo, recientemente desempleada, y con las típicas incertidumbres adolescentes que a los 20 años se suelen – literalmente – padecer. Ahí cuando todo parecía que estaba a punto de derrumbarse es que Ingresé a la Escuela E.D.I.P.O.

En esa edad en la que hay que decidir que rumbo tomar, que camino elegir. Decisiones que de repente resultan ser motivo de charla, disputa y de opinión hasta del pariente más lejano. Resumiendo un poco, la historia de lo que antes llamaba, “mi vida”. OTRO, o mejor dicho OTTER diciéndome que es lo que tenía o no tenía que seguir, que era o no era lo correcto.

 

Dicen las antiguas y milenarias culturas, que cada persona antes de llegar a este mundo elije desde los padres hasta las Oportunidades de esa vida.

Yo estaba ante la que Considero una de Esas Maravillosas Oportunidades que elegí para Mi Vida. Estaba ante la Oportunidad de decidir por mí misma que camino o que Kamino tomar. En ese 2011, El 20 y el 11 se encontraron. A mis 20 años me encontré con los 11 Pasos de La Magia.

 

“Sol, Sol, Solcito…Calientame un poquito. A la tarde, a la mañana, todas las semanas”

 

Una cantito que tal vez inventé cuando era una niña, recuerdo que fue señal que con entusiasmo rememoré mientras Jose Luis Parise, en esas primeras charlas a las que yo asistía, brindaba su carta de presentación en cada Reunión de Escuela.

El Sol siempre se hacía Presente! Al igual que me sucedía a mí cuando era pequeña, en ese balcón sobre Avenida de Los Incas, y que siempre ante mi canto, se hacía un agujero entre las nubes para dar Paso al más Cálido Sol!!!

 

Ahí fue cuando me di cuenta que estaba ante Mi Primer contacto con la Magia!!!

 

Eso quería decir que sí, que era verdad, que Yo puedo Hacer Realidad lo que Quiero, tanto es así que hasta me es Posible Generar que El Sol esté ahí!!!

De pronto cobró suma importancia lo que digo, y como nombro las cuestiones que Deseo en Mi Vida.

 

Se abría un nuevo mundo para mi, un mundo Mágico en que el sonido comenzaba a tomar protagonismo, y no era sólo por mi particular gusto por la música. Sinó que aprendí por primera vez a Escucharme, iniciando por Escuchar Mi Nombre !!!

Un sonido que contiene las claves de todo Mi Universo. En el que guarda tanto el problema como también la solución: seguir lo que OTTER me dijera o  transformarme en Diosa, Creadora de Mi Realidad, ya que el alemán de mi apellido indicaba que el significado de Götter es : Dios-es!!!

 

Fue un año después en que decidí que el sonido, tome un papel importante también por la vía musical!!!! Estaba completamente decidida a cumplir con mi Más Profundo Sueño de Cantar.

 

“El que se las ve con lo difícil la tendrá fácil”, recordé decir a José Luis.

Por lo que no tuve mejor idea que ir hacia lo más difícil, ingresar al Conservatorio Superior y Estudiar Canto Lírico.

 

Hoy ya hasta con cierta risa recuerdo a mi mamá diciendome : “Vos? Cantar?”. Me recuerdo también a mí, diciendome esas mismas palabras, pero que con un año transcurrido y recorrido en La Escuela, pude darme cuenta que aunque esas palabras salieran de mi boca, no significaba que esas palabras fueran mías.

 

Ya habían sido varios los intentos frustrados de integrar la música en mi vida, pues era una costosa tarea, lograr la aceptación de una madre instrumentadora quirúrgica y un padre contador.

 

Uno de los tantos intentos fue en mi adolescencia, pues durante un tiempo había experimentado lo que eran las – llamadas por mi – : “clases de guitarra a escondidas”, las cuales mi tía Chuchi pagaba y mantuvo muy bien en secreto, hasta que en cuanto salió a la luz, se armó la hecatombe del siglo. Ya que no era posible que yo descuide mis estudios secundarios de computación e informática, que yo había “elegido” por el simple hecho de seguir lo que hizo mi hermana mayor. Es decir ya desde ese entonces experimentaba lo que en psicoanálisis también se nombra patrón de repetición: seguir a otter y ocultar mi Deseo.

 

Haber rendido exitosamente el examen de ingreso al Conservatorio era en sí algo por fuera de mis mejores pronósticos. Pero ahora vendría la parte más Borde.

 

Ahora había que Poner el Cuerpo!!!

 

El Universo tiene ciertas amabilidades, como por ejemplo enviarme un profesor de canto que no se caracterizara precisamente por su paciencia o simpatía, sino todo lo contrario.

Y con la exactitud absolutamente sincrónica de que su nombre también coincidía con el nombre del Maestro Iniciático que al mismo momento había encontrado. Sí, él también se llamaba José Luis.

Las clases de canto eran los jueves a las 9.20hs y como sabrán el canto lírico se destaca por la potencia, y super agudos que claro estaba no podía emitir luego de trasnochar debido a mi nuevo trabajo de camarera de resto bar, y haber atravesado toda la ciudad dentro del subte del cual salías pudiendo dar una tesis de “cómo es que sobrevive una sardina”

 

Recuerdo llegar a la clase, y únicamente sentir un nudo en la garganta, ganas de irme corriendo desmayarme o reencarnarme en avestruz para meter la cabeza bajo tierra.

 

Para colmo esos salones tan “lindos”, “acogedores” del conservatorio, que son como peceras que hasta el chico de la limpieza se enteraba de las ridiculeces que hacíamos los valientes que más que cantar, parecía que estabamos en medio del casting de una película de terror, y la condición era ver quien daba el mejor alarido. Eso sí, siempre afinado.

 

Para mi, sí era una película de terror que Transcurría adentro mio.

 

Pero se supone que este es mi Deseo? me pregunté. Se supone que tengo que Disfrutar de esto? Sentir placer?

Ni parecido. Lo único que sentía era padecimiento ante el Crecimiento.

 

Me negué a concebir la idea de una vida sin sentido, sin disfrute, sin vida. Por lo cual decidí ingresar a los grupos de Supervisión coordinados por José Luis Parise. A quien Escuché decir: “Lo Similar Cura lo Similar”. Esa frase sería clave para mi en ese y en todo momento.

 

Por lo que se me ocurrió una idea Maravillosa. Hablar ante José Luis en La Escuela, me ayudaría a cantar ante “el otter” José Luis en el Conservatorio. Así lo hice.

Y así es que inició Mi Viaje, gracias al cual ahora me es posible transmitirles lo que les transmito. Pues me Enteré que Yo me encarné para atravesar esos sonidos, que me indican que siga a un otro.

 

Además de hablar y Cantar ante quienes me producía temor. Disfrutar de Cantar, hasta de ganar dinero cantando y enseñando a cantar. Habiendo creado mi propio estudio de música donde dar clases.

Conseguí muchisimo más que eso.

 

Conseguí aferrarme y sostenerme en una Enseñanza que me Enseña que Yo Soy el Centro de Mi Realidad.Que Los Sueños se Hacen Realidad.

 

Me Encontré con el Canto a La Vida. Con el Canto a Mi Vida!!!!

Publicada el 22/7/2017

1998-2018 E.D.I.P.O. Todos los derechos reservados.
Ética Iniciática | Términos y Condiciones | Director: José Luis Parise | Validación Profesional | Validación Fiscal Internacional