Anécdota Iniciática

Verónica Laura Maroni

La mejor manera de iniciar mi historia es remontarme a aquellos años de mi vida donde empiezo a hacerme preguntas existenciales.

En aquel entonces estaba atravesando la pérdida de un ser muy importante y querido por mi.

Mi vida había sido muy feliz y no sabía lo que era el dolor, hasta ese momento.

Desde esa gran pérdida comencé a pensar en preguntas que jamás me había planteado.

Cúal es el sentido de la vida? ¿del sufrimiento? ¿qué hay que aprender? Y como esas, un sin fin de preguntas.

Comencé la búsqueda de respuestas a esas preguntas nuevas que surgían en mi.

Leía absolutamente todo lo que me parecía que podía darme alguna respuesta.

 

Llegó un día en que mi hermana me dijo un nombre.

No suelo retener nombres, pero ese nombre había llamado completamente mi atención y por esas cosas tan misteriosas e inexplicables ese nombre quedó grabado a fuego en mi.

Lo primero que hice fue acudir a internet, en donde se desplegó una lista interminable de videos, como si hubiera encontrado un papiro sagrado en tiempos modernos.

Recuerdo el día exacto que sucedió, fue un 18 de Marzo, fecha en la cual casualmente celebramos el nacimiento de mi hijo.

Fueron horas y horas de Abrir mis oídos y mi alma, escuchar esas grabaciones y sentir que estaba descubriendo un Universo nuevo dentro de mi.

 

La esperanza de que mis preguntas tenían Respuesta.

 

Ese nombre que llegó a mi es el de José Luis Parise.

 

Recuerdo que en uno de esos videos José Luis hablaba de los Once Pasos para generar realidad propia, video que me hizo mirar la vida desde otro lugar, desde el Viaje Interior.

En esos días con unas amigas viajé a Buenos Aires, pues vivo en Rosario.

De paseo por la ciudad fuimos a la emblemática Librería “El Ateneo” en el Barrio de Recoleta.

Cabe mencionar el dato de color de que esa librería está considerada dentro de las diez librerías arquitectónicamente más bellas del mundo y una de las que cuenta con la mayor colección de libros. Por lo que entenderán y podrán imaginarse que ese lugar era literalmente inmenso.

A mis amigas ya les había dicho que yo estaba dispuesta a conseguir un libro.

Mientras caminaba por los pasillos de tan hermoso lugar rodeado de libros por doquier, pensaba en los vídeos que había recorrido gracias a los cuales ya tenía más o menos claro que había que poner en palabras lo que uno desea para materializar lo que se quiere. Sin ser muy consciente ya había dado mis primeros pasos.

Pues ese día algo sucedió, algo que nunca antes me había ocurrido.

 

Una señal, como un imán que me atraía y llamaba mi atención.

Sin casi pestañear, totalmente Sorprendida por tan impactante manifestación de Magia veo frente a mi los libros que responderían a mis preguntas, los libros que yo quería encontrar, los Libros de José Luis Parise!!.

 

Fue una experiencia que todavía después de unos años se me hace difícil describir con palabras. Sentí que los libros me buscaban a mi, que me llamaban.

Por suerte escuché su llamado y permití que La Magia me atraiga. Y ahí mismo confirmé que lo que había visto y escuchado en esos vídeos, era realmente cierto.

 

Al llegar a Rosario, me sumergí en la lectura de “El Viaje iniciático” y “Lluvia Seca”.

Las respuestas a mis preguntas por fin las estaba encontrando. Y hasta logré que viejas concepciones se fueran de mi mente.

Al interiorizarme más y más descubro que José Luis dirigía Plenarios Intensivos, cuestión que hasta el momento ni entendía el significado de esa palabra, que me provocó tanta curiosidad.

En el afán de averiguar de qué se trataba decidí Sumarme a los Plenarios.

 

Tengo el recuerdo tan vívido de que Uno de mis primeros Plenarios fue un 12 de Julio del 2014.

Vivir esa experiencia fue maravillosa y muy energizante. Recuerdo que José Luis terminó aquel Plenario con la frase “Lo mejor está por venir”, frase que además de anotarla en el cuaderno que llevaba, la anoté en lo más profundo de mi.

 

Tanto fue así que esa frase que guardé como un tesoro dentro mío, luego la plasmé en mi realidad. Ya que a los pocos días mientras realizaba mis actividades diarias por mi ciudad, me encuentro con un cartel que justamente decía “Lo mejor está por venir”, para más confirmación, acompañaba esa frase nada más ni nada menos que mis iniciales!.

 

Volví a percatarme, que una vez más el Universo me hablaba. Le saqué una foto al cartel y desde ese día esa foto pasó a ser el fondo de pantalla del celular para recordarme diariamente que lo mejor está por venir si me animo a transitar Otro Camino, el del Viaje Interior.

 

Estas son mis dos primeras anécdotas y estoy segura que vendrán muchísimas más. Encontré respuestas a mis preguntas y me surgieron muchas más. Tengo la certeza de estar donde quiero estar y donde voy a encontrar las respuestas a mis nuevas preguntas.

Hoy en día me encuentro formulando un nuevo resultado para recorrer los 11 pasos de la Magia pero eso lo voy a contar en otra oportunidad.

Publicado el 15/7/2017

1998-2018 E.D.I.P.O. Todos los derechos reservados.
Ética Iniciática | Términos y Condiciones | Director: José Luis Parise | Validación Profesional | Validación Fiscal Internacional